Deje de minar en su cuenta anterior y comience a minar con una nueva cuenta.

Lo importante es cambiar las contraseñas tanto en su Slush Pool como en sus cuentas de correo electrónico. Además, debe cambiar su contraseña para cualquier otro servicio en el que use la misma contraseña que en la cuenta hackeada.

Para evitar que esto suceda en el futuro, le recomendamos encarecidamente que configure la autenticación de dos factores. Y recuerde: nunca debe usar la misma contraseña para múltiples servicios (por razones de seguridad). También debe evitar el uso de contraseñas cortas y predecibles.